Así es... una gran frase que se atribuye a Julio César hablando de su mujer y que si ha llegado a nuestros tiempos ¡es por algo! Y es que resume uno de los principios de la condición humana: si tú no te das a valer... ¡nadie lo va a hacer por ti!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies