5 Consejos para que una comunidad de propietarios esté más protegida

Ya seas Administrador de Fincas -encargado de la gestión de varias comunidades de propietarios- o vivas en una comunidad de vecinos, la protección es un pilar muy importante.

Como Administrador de Fincas, para evitar problemas en las comunidades que administras, para asesorar a tus vecinos en la manera de proteger sus edificios y para que no haya disgustos.

Como miembro de una comunidad de vecinos, para que podáis ahorraros preocupaciones de muchos tipos si se descuida la seguridad del edificio.

Recomendaciones a tener en cuenta para proteger un edificio:

A la hora de proteger una comunidad de propietarios, debemos tener varias cosas en cuenta. Se trata de acciones fáciles y que podemos establecer como protocolos de actuación.

Como Administrador de Fincas puedes ofrecer estos consejos a los comuneros de esas comunidades que gestionas, incluso les puedes pasar por escrito este artículo, para que estén atentos.

Para preservar la comunidad de propietarios en la que vives, ten muy en cuenta estos tips, a veces estamos despistados y no pensamos en cómo puede influir un pequeño detalle en la seguridad de nuestro propio hogar.

5 consejos para que tu comunidad esté a salvo de cacos:

1. Desconocidos:

No se trata de que las personas seamos desagradables con los vecinos, sus amigos o familiares pero, por la seguridad de todos, es mejor que, si encontramos alguien en nuestro portal esperando a acceder al edificio, le preguntemos a quién va a ver.

Es uno de los métodos más empleados para acceder al interior del inmueble: esperar a que alguien entre al mismo. Así que es mejor pecar de precavido que arrepentirse. Con ColindarApp puedes preguntarles a tus vecinos.

2. Buzón de publicidad:

En línea con el punto anterior, cuanto más controlado esté el acceso de desconocidos a una comunidad, mejor garantizaremos la seguridad de la misma.

Por eso, la instalación de un buzón dedicado a la publicidad evitará el acceso de personas repartiéndola y de aquellos que nos puedan decir que se dedican a ello.

3. Cierre del portal:

Aunque la puerta tenga sistemas de retención para cerrarse sola, es más recomendable vigilar que lo hace de forma efectiva y que nadie entra durante este proceso.

Si es posible, es mejor que al entrar, cada vecino cierre la puerta por sí mismo.

4. Portero automático:

No se debe abrir la puerta desde el portero automático a quien no se conoce. Si preguntan por algún vecino, que sea él quien abra si es que de verdad conoce a esa persona.

Así nos aseguraremos que sea una visita real. Además no tiene ninguna lógica que yo abra la puerta del portal a alguien que viene a ver a otra persona: ¿y si no está? ¿o se encuentra ocupado? ¿o no quiere ver a quien llama?

5. Salientes:

Es mejor eliminar cualquier tipo de elemento que ayude al acceso al edificio ya que muchos cacos trepan fácilmente y los salientes les ayudan en esta labor.

Si se puede, mejor eliminarlos. También hay que tener especial cuidado con ventanas que den acceso al edificio o con puertas en elementos comunes, como en las azoteas.

Cualquier medio de acceso al inmueble debe ser bien controlado y permanecer cerrado en la medida de lo posible, para evitar facilitar la entrada a esos enemigos de lo ajeno que esperan la más mínima oportunidad…

Son consejos para estar todos más tranquilos, sin obsesionarnos

Si todos estamos atentos y sin preocuparnos más de la cuenta –que tampoco es necesario-, será más fácil proteger la seguridad de todos los miembros de la comunidad.

Se trata de establecer protocolos para ser un poco más prudentes y precavidos, pero tampoco de inquietarnos más de la cuenta, sólo de ser listos para tratar de evitar posibles problemas.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies